.

Se ofrecen sesiones individuales o/ y grupales de Danza Movimiento Terapia a personas con EP (Enfermedad de Parkinson) interesadas en trabajar una integración psicofísica con atención al desarrollo de conciencia corporal en movimiento, coordinaciónequilibrio.


Danza Movimiento Terapia y Parkinson

La danza y el movimiento junto a otras terapias creativas han sido empleadas como una de las formas terapéuticas más efectivas desde la antigüedad, 

"La danza contribuye enormemente a la configuración correcta del esquema corporal interno y aporta, de manera fundamental en los procesos de terapia, la globalización perceptiva del mismo como un todo coordinado" (1). "Incrementa la conciencia del cuerpo y la del movimiento a través de ritmos musicales y melodías" (2). "La danza, al igual que numerosas actividades sensorio-motoras complejas (p. ej., el deporte, el trabajo físico del grupo y la interpretación musical), requiere la integración del patrón espacial, el ritmo, la sincronización a los estímulos externos, el equilibrio y la coordinación de todo el cuerpo" (3).

La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno neurodegenerativo que afecta al sistema nervioso de manera crónica y progresiva y pertenece a los llamados "trastornos del movimiento".  Se conoce como enfermedad de Parkinson en referencia a James Parkinson, que la describió por primera vez en "Un ensayo sobre la parálisis agitante (An essay on the shaking palsy)" (1817) (4).

La EP se caracteriza por la pérdida (o degeneración) de neuronas en la sustancia negra, una estructura situada en la parte media del cerebro. Esta pérdida provoca una falta de dopamina en el organismo, una sustancia que transmite información necesaria para que realicemos movimientos con normalidad. La falta de dopamina hace que el control del movimiento se vea alterado, dando lugar a los síntomas motores típicos, como el temblor en reposo o la rigidez.  En la actualidad, aún se desconocen la causa exacta de la EP y se considera la combinación de factores genéticos, medioambientales y los ocasionados por el propio envejecimiento del organismo.

En mi investigación y creación presente de proyecto para acompañar desde la Danza Movimiento Terapia a personas con EP, se tienen en cuenta las 5 áreas de funcionamiento neurológico: 1) la excitación, 2) la regulación emocional, 3) la memoria implícita (preverbal, preconsciente) y explícita (verbal consciente) , 4) el sistema de neuronas espejo y 5) la integración izquierda/derecha del cerebro.

Schilder afirma que las exploraciones sensorio-motoras son la base para la formación de la imagen corporal, es decir, el mapa interno formado por cada individuo en relación con el cuerpo y sus partes y las percepciones personales, y los sentimientos asociados con ellos. Mientras que la imagen corporal se forma por el movimiento, Schilder también postula que los cambios en el cuerpo causan alteraciones en la actitud de la imagen psíquica que, a su vez, inducen cambios en la tensión muscular. Él afirma que este fenómeno es especialmente cierto en la DMT (5).

Ante la escasez de estudios de calidad que corroboren la importancia y el valor de la DMT en personas con EP y con la mayor motivación y curiosidad en la elaboración de mi/ nuestro próximo estudio y artículo sobre la DMT y Parkinson, llega la necesidad de confiar en la posibilidad de encontrar el apoyo y respaldo suficientes para poder llevar a cabo "muestras más grandes, con grupo control, con distribución al azar de los pacientes en el grupo de intervención y el grupo control, y con evaluación de la eficacia a largo plazo y la dosificación óptima de las intervenciones de la DMT con respecto a la frecuencia, duración e intensidad" (6).

En el presente estudio está presente la labor de Dancing with Parkinson´s in Motion".

Director Adnan Saciragic 
Editor: Micha Pichlkastner 

Music: Suzanne Maizarz


(1)Castanon M. La danza en la musicoterapia. Revista Interuniversitaria de Formación al Profesorado. 2010;42:77---90.

(2)Salgado R, Vasconcelos LAP. The use of dance in the rehabilitatión of a patient with multiple sclerosis. Am J Dance Ther. 2010;32:63.

(3)Brown S, Martinez MJ, Parsons LM. The neural basis of human dance. Cereb Cortex. 2006;16:1157---67.

(4)Parkinson J. An essay on the shaking palsy. 1817. J Neuropsychiatry Clin Neurosci. 2002; 14(2):223-36.

(5)Berrol C. Dance/movement therapy in head injury rehabilitation. Brain Inj. 1990;4:257---65.

(6)E. Valverde Guijarroa,∗ y M.T. Flórez García. (2012). Efecto de la danza en los enfermos de Parkinsonhttps://www.usfx.bo/nueva/vicerrectorado/citas/SALUD_10/Fisioterapia_y_Kinesiologia/80.pdf.